Elegir un libro debe ser un momento mágico. Por Mila Hajjar.

Elegir un libro debe ser un momento mágico. Por Mila Hajjar.

Elegir un libro es un momento mágico. Ya sea si el destino es una librería o una biblioteca, escogerlo debe ser un juego: la búsqueda de un tesoro. Durante la semana pueden ir creándose expectativas que prolonguen la emoción: “El sábado vamos a la biblioteca ¿Quién escogerá el mejor libro?”.

Algunos adultos llevan sus niños a las bibliotecas con los minutos contados. Mientras los pequeños escogen qué llevarse a casa, ellos están chateando sin participar en la elección. Pienso que, de esa forma, grandes y chicos pierden mucho.

 

 

Que hermoso sería, en cambio, hojear algunas páginas juntos y, sobre todo si se trata de libros ilustrados, comentar los dibujos que más nos han gustado, hacer muecas e imitar las ilustraciones, reír porque ese personaje se parece a alguien que conocemos.

Las ilustraciones de los libros son uno de los primeros contactos que nuestros pequeños tienen con el arte. Analizarlas juntos nos permite conocerlos más. ¿Por qué les gusta esa imagen? ¿Qué les llamó la atención?

Muchas veces lo que queremos transmitir a nuestros niños está plasmado en las páginas de un libro. Elegir llevar a casa esa historia porque conlleva entre líneas un aprendizaje es una forma de nutrir nuestra semilla.

El amor hacia los libros, no nace solo de lo interesante de una historia o de lo hermoso de un dibujo, sino de la actitud que se tiene hacia ellos.

No Comments

Post A Comment